17 diciembre 2006

Alejandro Tarrab









mencionado por
Ramón Peralta

menciona a
Rodrigo Flores Sánchez
Jorge Solís Arenazas
Julián Herbert
Jorge Fernández Granados
Ramón Peralta


bio-bibliografía

Alejandro Tarrab (ciudad de México, 1972).Publicó los libros Siete Cantáridas (Ediciones Sin Nombre, 2001), Centauros (Ediciones del Ermitaño, 2001), Litane (Cuadrado Negro, 2006) y, en coautoría con Jacobo Sefamí, la antología Mi mejilla es el cielo estrellado (Aldus/ Conaculta/ Instituto Coahuilense de Cultura) del poeta chileno Raúl Zurita. Obtuvo la beca Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en los periodos 2004-2005 y 2006-2007. Ha participado en encuentros internacionales de poesía como Poetic Discourses at Play (Irvine, California, 2001 y 2006), En voz alta (Madrid, 2002), Chile Poesía (2005), Estoy afuera (2005) y Poquita fe (2006).



poética


poemas


preguntas esenciales hacia la propia familia

los colores son una alteración
si te acercas a este azul intenso que se ve hacia la orilla parecería que te llama va tócame entera va tócame con los ojos y aún más sumerge de mi sangre en realidad es un color quemante color llamativo del veneno va guarda no vengas a mí va soy así sobrecargada como la distorsión fluorescente refulgente luminosa va no te acerques y tú guardas distancia admiras desde un cerco los colores pero no te guardas de recrearlos de postproducirlos desde tu impaciencia va verde remake verde intenso para el verano si nos miramos en esta quietud verde va la piel cetrina la melancolía de un perderse va ojo a ojo el uso del mundo no es una brisa el azul una brisa que dé quedo en la cara que limpie tus palabras va enturbia lo más dentro no hay antídoto para este azul metálico (no hay un pantone de estos tonos en la familia/ todo se recrea en la naturaleza/ directo/ en el dolor de un paisaje permutable/ el paisaje no es un campo apenas un camellón con las palmeras/ troles que de a tanto se atascan con un juego de descargas por los aires) aunque no es malo envenenarse salirse como la tocada con ese amarillo me visto profunda va tócame entera va toca este remedo de niñita que ya derrama va palpa este amarillo reluciente después me explicas los colores la alteración que pica los ojos como un resquemor se puede decir que una sustancia se quema en una llama gris no conozco los colores de las llamas de todas las sustancias ¿por qué entonces no sería posible? después harías tu propio playlist unas veces en el canon otras en desvío e incidencia de tu propia herida va me refiero a ti padre-madre de la más
qué demonio




pinto el panorama visto desde mi ventana
a un lugar particular determinado por su posición en la arquitectura de una casa lo pinto ocre digo es este el color que veo en este lugar eso no significa que yo vea aquí el color ocre pues en estos contornos este pigmento puede parecer más claro más oscuro más rojizo que el ocre veo este lugar así como lo he pintado aquí en ocre a saber como un amarillo
marcadamente rojizo


(wittgenstein)



los colores son lo que son
los tonos de la orilla van claros es ahí donde perteneces los tonos del fondo mira son oscuros miedo de perderte miedo de entonar un nado hacia la cicatriz hacia la pulpa así la serie de brazadas una- dos una-dos respiro una- dos una- dos respiro abre los ojos dentro del agua los colores son lo que son serie de torceduras serie de temples que se meten con tu ánimo revisa siempre el color de tu orina el amarillo dice el cuerpo elimina toxinas el cobrizo da indicios de enfermedad lo muy oscuro es demasiado se podría decir de dónde vienen ciertas flores por lo saturado de sus colores una- dos respiro una- dos respiro una- dos la agitación de las tonalidades así dadas para ti en tu niñez los colores son lo que son pero ese son no es el mismo para todos los colores están enfermos tú estás enfermo el universo está cargado de falacias causas falsas preguntas complejas
el universos es culpable
la elasticidad es una deformación
hablas de tu pesadilla hablas así no de un sueño sino de un acto oscuro cometido por la noche oscuridad en la oscuridad tu piel quiso marcharse de aquel sitio tu mente permaneció ahí atrapada era el acto de bracear tirar bracear hasta deshacer la imagen de aquella pesadilla pero los crímenes permanecen en su sitio pero las víctimas y los criminales permanecen en su sitio por más que uno estire nade con un crawl perfecto hacia la orilla se aplica una fuerza elevada y seguidamente se le quita el cuerpo no vuelve a su forma inicial sino que mantiene un cierto grado de deformación se dice que ha sobrepasado
el límite de elasticidad del cuerpo



la elasticidad es un modo de salvarse
no lo preví así salté como una bailarina de teatro tour en l’air salté con toda mi familia por los aires los bailarines son atletas de dios pisamos lo inmaculado de cielos de esta ciudad dando dentelladas como fugas de algo eléctrico como demonios ágiles de luz serpenteamos por todo lo profundo no sospechamos entonces cómo se torcería al volver
el llanto para todos



seagram

querías el éxtasis de bernini con la acritud de un terracota tenderías las líneas de san teresa en una estación tardía láminas había bañado las telas con acrílico de siena tres noches antes era un siena quemado desigual en cada superficie tú no lo mencionaste pero yo intenté simular de una forma sutil el fulgor que penetra cáscaras de insectos que prenden en amarillos muy oscuros hunden contra el aliento hasta los ojos quise simular una eternidad la más breve no pretendía nada excedido estaba consciente que mi trabajo era sólo una base los trazos fundamentales serían tuyos mientras la última capa el olor metal de un sellador boceto carbón de piedra un rostro echado para atrás impelido en lo cerrado debajo de los párpados lleva un contraste la piedra de carbón a veces da tonos olivo boceto 27 tinta neutra los dobleces del manto y el cuello comienzan a perderse en lo entreabierto hay alfileres y espinas el azul se hunde con los ojos boceto 33 se ha perdido mucho más grande y veloz se notan armonías en los trazos adicionales de espaldas como si descendiera hacia el contra boceto 04 columbarium teresa de espaldas ve los pliegues traslúcidos 57 vehículo para acuarelas agua hirviendo preferiblemente destilada puede añadirse a la solución aglutinante una pequeña cantidad de aceite de clavo 57b temple de caseína barniz de damar emulsiones que no amarillean no es el caso se pretende un temple efímero pardo
los cuadrados de lino forman intervalos de niebla
insectos tornadizos se apartan
dirigen su coraza hacia la bruma
no concluirá
con los pigmentos de terracota
construiré un poema



hoy desperté con ganas de cantar la patria

demacrada belleza al concluir paralelo
institucional nacional divino

pasarán tantos años diablo hermoso
amarillo mexicano morenito de sangre

guardarás las preguntas
para otras menos maquilladas menos arrojadas
al destello crucial a la ruptura

vivimos un colorante en el ruego
seducción que no es mentira nada virtual
nada terrible

no es indiferencia este hormigueo
insectario con que tacho la línea
en mi nombre

cuán empolvada cuán depile es la espera
en el no esperar de la belleza nuestro paralelo

aquí va un diablo hermoso inaudito de satán
no hay trágico en el cielo
en su práctica solita es un iluminado

lunes de arte muy temprano
muy amaneciendo favor de no mear en la bandera
favor de no pasar como un loco deseo transfigurado

somos todos flores suaves poetas
exquisitas partituras gritando guerra
ojerosos y pintados ídolos súper flexibles

manchaditos de oro todos diminutivos
plásticos y grafiítas incendiados del hospicio
cholos superestrella

anatomía humana
todos tan iguales e imposibles masiosares
acariciados por la dicha machitos insolentes
tequileros del agave tlato tlatenxotlalli

viene la belleza
viene el placer bonito de cruzar el desconsuelo
desde la contracción

vamos suavizando la lengua de nuestros calcinados
vamos prostituyendo esa risita travestida
anocheciendo el sinsabor hacia la muerte
hijos del baile ´jos de la santísima
vamos vámonos al diablo



Marcas

Arrancarle maslatón. Quitarle
maslatón al apellido. ¿Las borraduras del lenguaje son lesiones, miedos de seguir? ¿Miedos de?, ¿cortezas relegadas? Cuando llego a cierto punto, por decir un retén de policía que pregunta por mi nombre. Replica mi nombre y ese efecto rasga el aire (lo rasga porque lo abre con frialdad) usted Terán. Teherán, usted Terrán. Simule un rostro ahora, una extremidad. Camine así con este pie ladeado, apuntando hacia la abreviatura. Disyunción. Uno embiste con su línea quebrada el desapego. Cuando repito mi nombre en la oscuridad. Cuando digo Alejandro en la pieza callada, digo Tarrab sin decir maslatón, sin decir una piedra puesta sobre la tumba, sin decir piedra que daría permanencia. Cuando digo esto sin decir aquello, lejano y seguramente más allá estoy cortando. Rajando la tela. Los colores, por decir un verde tenue de la piedra sobre la tumba. Al decir esto sin decir rostro o vaso desechable, sin el largo retrato de rabinos a quienes desconozco. Cuando ceceo, modulo sin las claves, sin los métodos de caso, las secuencias de aquel relato repetido: piloncillo en la bolsa de tus abuelos, voy rajando. Lo que no dice sufijo, esto preanudado, anteapellido al nombre, corazón. Dejo para después sobre esta mesa: un montón de papeles numerados, una estaca recta de araucaria, algunos nombres como lecturas posibles o con mayor precisión un frasco de lágrimas artificiales, celofán de unos cd’s. Algo, desvanecido, como tendiente hacia otro orden, algo. Voy tajando. Violando sin la voz que me entrega o que me entregaría, en condiciones favorables, una genealogía mucho más salvaje. Cuando digo esto Terán, preanudado, apuntado como un rasgo transmisible. Maslatón, una marca dada al diablo, que se carga a la chingada, que se carga más, miedo. Miedo de. Decir más, allá,
decir piedra.

18 comentarios:

Rodrigo Castillo dijo...

Alejandro, son muy buenos tus poemas¡¡¡ Te agradezco por enviar tu trabajo para las Elecciones.
Hasta Pronto¡¡

Jorge Solís Arenazas dijo...

Te amamos, te ignoramos y te glorificamos. A la otra tenemos que hacerlo en lectura coral, con suerte al pronunciar tus palabras desaparecemos como familia.

Un abrazo.

Alejandro dijo...

Rodrigo, gracias por tu hospitalidad y tus palabras. Qué gusto que esto vaya creciendo. Un abrazo grande

Jorge, chapulín arrollador, de lo más trucha. Ya todos estamos disueltos. No hay familia, pero sí vestigios. Desde acá los abrazo y los amo

urs dijo...

Hola de nuevo, soy Ursula. Nos conocimos en la presentación de Litane. Me lo leí: me perturbó como lo hacen los golpes en la cabeza y las descargas de adrenalina.

Inicio intercambio, mi blog: www.polvorita.blogspot.com

Hasta pronto

Alejandro dijo...

Hola Úrsula,
gracias por tus palabras. Voy a polvorita. Un abrazo grande

Daniel dijo...

Alejandro: Todo lo que te leo me deja fascinado.
Suerte por las europas.

Alejandro dijo...

Gracias Daniel, sabes que es mutuo. Tenemos que destilar, mezcalear... antes de mi partida. Un fuerte abrazo.

eduardodegortari dijo...

No me gustaron, o aún no entiendo cabalmente, los primeros poemas. Sin embargo el último es muy muy bueno.

tarrab dijo...

gracias por tus comentarios eduardo. lo aprecio mucho
un abrazo

edegortari dijo...

Pues debería disculparme, pues está mal decirte a secas que no me gustan y no el porqué. Eso no ayuda. Después de leeerlos otra vez los comprendo más, pero ya llegué a la razón del porqué no me gustaron. Sentí en ellos una impecable construcción, pero no estoy acostumbrado (o no soy muy adepto) a este tipo de poemas. Así que puedo concluir diciendo que, aunque no soy fan de estos poemas, tengo que reconocer que son muy buenos. Saludos.

nohaypoema dijo...

Hola Eduardo. Acá metiendo mi cucharota, je; cuando dices "este tipo de poemas", ¿a qué clase de poemas te refieres? Saludos, Rodrigo

edegortari dijo...

Jejeje. Buena pregunta Rodrigo. En sí no es cierto tipo de poemas. Más bien me refiero a que estos poemas no se parecen al tipo de poemas que suelo fecuentar. Saludos Rodrigo.

Anónimo dijo...

Muy buenos!

me llama la atencion del Maslaton!

yo soy un Tarrab Maslaton y quisiera estar en contacto

Gracias

alejandro dijo...

acá mi correo tarrab maslatón,
pongámonos en contacto!
un abrazo

alejandro.tarrab@mac.com

Cíclopa dijo...

no hay antídoto para este azul metálico ....

borishiche dijo...

encuentro aburridisimo este poeta...eso de los colores, no es poesia....me parece que hay mucha arbitrariedad gramatical en sus textos....es como hacer poesia por prueba y error....

Anónimo dijo...

fregon los poemas!! donde encuentro tu litane-?

Anónimo dijo...

dónde puedo encontrar tu libro de bonobos?