19 octubre 2007

Iván Cruz Osorio



menciona a
Rafael Mondragón
Christian Barragán
Félix Suárez
María Cruz
Eduardo de Gortari



bio-bibliografía

Iván Cruz Osorio (Ciudad de México, 1980). Poeta, ensayista y traductor. Terminó la carrera de Lengua y Literaturas Inglesas en la UNAM. Actualmente se desempeña como secretario de redacción de la revista de literatura Viento en vela. Es autor de Tiempo de Guernica (Editorial Praxis, 2005); poemas suyos aparecen en el libro colectivo Espacio en disidencia (Praxis, 2005); y en las antologías Un orbe más ancho. 40 poetas jóvenes. 1971-1983 (Punto de partida/UNAM, 2005); Los mejores poemas mexicanos. Ediciones 2005 y 2006 (Joaquín Mortiz/FLM, 2005, 2006); Anuario de poesía mexicana 2005 y 2006 (FCE, 2006, 2007); El rompimiento amoroso en la poesía (Alforja, arte y literatura, 2006); y Vigencia del epigrama (Ediciones fósforo, 2006).
Co-organizador de El Vértigo de los Aires. Encuentro latinoamericano de poetas en el Centro Histórico, octubre de 2007, Ciudad de México.



poética

…la ventaja esencial para un poeta no es enfrentarse con un mundo bello; es ser capaz de ver tras la fealdad y la belleza, ser capaz de ver el tedio, el horror, y la gloria.

T. S. Eliot



poemas




Gilgamesh redime a Enkidú





A Saúl Ibargoyen




[Humbaba maldice a Gilgamesh y a Enkidú]
¡Que ninguno de los dos llegue a viejo,
y que por su amigo, Gilgamesh,
Enkidú no obtenga salvación!









Yo, el más famoso de los reyes,
hombre de sudor y de estirpe
que abrí los pasos de la montaña,
que erigí los baluartes de Uruk
morada de Ishtar;
yo, verdugo de Humbaba
que alcancé los confines de la tierra
en busca de la vida;
yo, Gilgamesh, amigo de Enkidú,
hoy, solitario y enfermo, vuelvo al barro.

Pido a los dioses
que mis pasos merezcan el olvido,
que mi nombre sea polvo y dispersión,
que la gente de Uruk
no llore ni se lamente por mi,
que no haya duelo,
que no haya luto,
antes bien que el pueblo esté gozoso;
pero que mi amigo, a quien tanto amé,
perdure en el mañana de los hombres
bajo estos muros de ladrillo cocido
que ningún rey en el pasado
ni ningún hombre en el futuro igualará.








Estrofa 1





Eurípilo.- (Encuentro con Febo)


Le hablé de las cenizas,
del olvido y los mayores,
de los brazos y los remos
que han fatigado a los mares,
de las arduas tormentas,
de este nuevo redoble de tambor
y las batallas que han torcido el destino.

Le hablé de la tierra en muñones
que hoy heredamos,
de la tierra de cadáveres sin dueño,
de la noche sin himnos y sin trenos.

Le hablé de los presagios y la magia,
de los pasos del tebano que hoy recorre
los senderos del Hades
y teme por el porvenir de los muertos.

Pero no le hablé de nuestra espera,
de nuestra fe
en los bogavantes de nuestros barcos.

Y no pude decir nada más,
y me puse a cantar la alegría de los padres,
las gestas,
las hazañas que aún desafían
a este feroz mañana.

Y él me vio por vez primera,
y yo guardé silencio,
fue entonces cuando herí mis ojos,
cuando arranqué mis oídos,
y no vi
ni escuché
lo cruel y amargo
de su respuesta.



(Contracanto, inédito)







Los leones no están conformes




Dios es perverso,
—dicen los leones—
creó a innumerables manadas
de ratones para obedecernos,
pero les dio
la infame inteligencia
para percibirlo.



(Tiempo de Guernica, Praxis, 2005)







Tisífone

1






Hoy que el amor es sólo la memoria de la desventura,
que nuestros cuerpos son el resultado
de esas largas horas de lucha.
Hoy que la alegría que algún día arrebatamos
se pierde en el goce de nuestros fracasos,
pronuncio tu nombre
para recordar el carmesí desgastado de tus labios,
todo aquello que fuimos,
todo aquello que no pudimos ser,
para recordar aquel hilo
que como Teseo sostuve
antes de enfrentar al minotauro
y que tú soltaste
otorgándome el caos azaroso
de este laberinto.




A José Revueltas,
y a Carlos Vieyra,
por la fe que los abandonó.







(Erinias, inédito)

16 comentarios:

edegortari dijo...

Enhorabuena! que bueno que ya estés aquí iván.

Anónimo dijo...

Qué buenos poemas, camarada. Gracias por ese encuentro que nos permitió conocer nueva banda.

Leopoldo

Anónimo dijo...

Un abrazo para el poeta Iván Cruz. Los poemas son generos encuentro con una humanidad que nos antecedió, y que tristemente no hemos podido rebasar.

Francisco Pacheco.

Virgilio Sofistófeles dijo...

Muy, muy interesantes...

Anónimo dijo...

El poema de "Gilgamesh..." es una visión muy personal de cómo pudo haber muerto el rey de Uruk, me gustó.

Ximena

Ivan Ortega-López dijo...

Wow
genail
me alegro de que el tocayo ya aparezca por acá

Iván Cruz Osorio dijo...

Agradezco a cada uno los comentarios tan generosos. También un agradecimiento a Rodrigo Castillo, quien ha podido tejer esta red de afinidades y afectos. Reciban un abrazo.

Iván

Anónimo dijo...

Los poemas en verdad son algo muy distinto de lo que se ha venido mostrando en este blog. Poesía que mira hacia afuera, hacia la historia y la política. Enhorabuena.

Carlos Ramírez

Anónimo dijo...

Los poemas son una fuerte memoria de nuestros hechos presentes, de la gloria y la caída, del poder malentendido, de la decepción. Un gran trabajo. Por cierto, Iván, ¿fuiste al concierto de Ringo?

Antonio Solís

Anónimo dijo...

Saludos Iván, estos poemas me gustaron, encuentro en ellos un transtextualidad digna de la innovación, por otra parte tú nos recuerdas que si bien ya no se puede ser un poeta "social sesentero" si se puede ser un poeta de "lucha social", en horabuena por eso, por tus metáforas donde se percibe tu postura social. Muy buenos poemas los que leíste en el congreso, ése que habla de Tiresias es magnífico.
Un abrazo
Antonio Escobar

edgar omar avilés dijo...

Hermano Iván, siempre es una alegría leerle. Un abrazote

Iván Cruz Osorio dijo...

Carlos, Antonio Solís, Antonio Escobar, y hermano Edgar, gracias por su interés y comentarios, seguimos trabajando en la espera de refinar el estilo, con piedra pómez como decía Catulo.

un abrazo

Iván

Anónimo dijo...

He leído "Tiempo de Guernica" y me ha parecido un libro mediocre (Cf. DRAE o María Moliner), pero no por ello deja de ser interesante o menos propositivo.
Los poemas cambian de tono, discurren por varios estados anímicos y en algunos casos asemejan un estilo distinto. Del poema solemne, "armónico" a la manera tradicional, a la plegaria, el reportaje o el aforismo, con matices que van del amarillismo al prosaísmo de la sintaxis cotidiana o a la crónica enmarcada en una especie de experiencia.
Me llama la atención el carácter militante de tu poesía, con ello aludo al compromiso del poeta que se descubre en el poemario. He encontrado agrado en "Tiempo de Guernica" porque aborda los conflictos bélicos como cicatrices fundacionales, de manera simbólica, como un "signo" más en el derrotero de nuestra especie. El acierto, me parece, consiste en los distintos referentes, desde los "icnocuícatl", hasta ",Iraq,", que se hallan escrutados bajo una misma mirada.
Sin embargo encontré algunos lugares comunes, por ejemplo:

"No somos mejores ni distintos / a nuestros padres y abuelos"

Ya conozco esa frase, además me recordó ciertas líneas de "Cantos de la alcantarilla" o, en general, el pesimismo y el desengaño de aquello que llamamos "posmodernidad".
Libro bastante tradicional, pero interesante.
Quizá lo más reprobable de tu libro sea el prólogo de Carreto: "libro de poemas insólito", "un poeta que desdeña el individualismo estéril, la expresión abstracta y cualquier ornamentación complaciente". Mentiras, esas son adulaciones, aunque se trate de disolver el yo lírico en una voz colectiva, en un "nosotros", hay un marcado individualismo en "Tiempos de Guernica"; por supuesto es un poemario en que habitan abstracciones y son parte del andamieje figurativo y la "ormamentación complaciente" quizá la evadas con el tiempo.
Me agrado "México bajo el agua".
Fue grato encontrarme con tus poemas, aunque, espero, podrás mejorarlos con el tiempo

atte: H. B.

Iván Cruz Osorio dijo...

H. B.,

Siempre es grato encontrar lectores que se interesen profundamente en lo que uno escribe.
Agradezco tu lectura, tus comentarios en los que en varios momentos concuerdo y en otros difiero. También me alegra que hayas encontrado momentos agradables, interesantes y propositivos. En el caso específico de clasificar mi libro como "de calidad media" sería más claro si me dijeras en comparación de cuales otros libros. Por lo demás te reitero mi agradecimiento por tu interés.


Iván

Jorge Eduardo Arellano dijo...

Tiempo de Guernica es el primer libro de poesía de la generación de los 80 e incluso de los 70 que se atreve a traer temas sociales y políticos a la poesía mexicana con gran eficacia. No encuentro una clasificación media para sus versos, ya que insesantemente está cambiando de formas: desde la epístola, el epigrama, los dísticos, el poema en prosa, el verso libre, además crea un puente entre un lenguaje clásico y uno más coloquial, sus adjetivos son precisos para el señalamiento del horror, me recuerda a los poetas de mi país (Nicaragua) que supieron los sentimientos generales. Los lugares comunes que enumera H. B. existen desde que Leonidas de Tarento hizo incribir sus epigramas en honor de los muertos, hace más de 2500 años y si nos ponemos exigentes todo en la poesía mexicana actual sería lugar común, Octavio Paz era en su tiempo un lugar común.
Tiempo de Guernica y los demás poemas de Iván Cruz que hemos visto en este blog, en Los mejores poemas mexicanos y el Anuario de poesía mexicana nos muestran un trabajo serio que va en un ascenso excepcional.

Jorge Eduardo Arellano

Anónimo dijo...

Estos poemas han logrado un verdadero equilibrio entre historia, mitología y poesía. La derrota como la verdad humana.

Carlos Franco