25 marzo 2007

Román Luján


















mencionado por
Minerva Reynosa

Menciona a
Luis Alberto Arellano
José Manuel Velázquez
Luis Armenta Malpica
Julián Herbert
Dolores Dorantes
Mario Bojórquez
Alejandro Tarrab
Laura Solórzano
Luis Vicente de Aguinaga
Omar Pimienta
José Eugenio Sánchez
Luis Jorge Boone
Jair Cortés
Jaqueline Bialostozky:



Bio-bibliografía

Román Luján (Monclova, Coahuila; 1975). Premio Nacional de Poesía Joven Abigael Bohórquez 1997 por Instrucciones para hacerse el valiente (CONACULTA - CECUT, 2000) y Premio Nacional de Poesía Joven Francisco Cervantes Vidal por Deshuesadero (CONACULTA, 2006). Coautor del volumen de poesía visual Aspa Viento (FONCA, 2003) en colaboración con el pintor Jordi Boldó (versión electrónica en www.jordiboldo.com). Con el poeta Luis Alberto Arellano realizó la antología de poesía queretana Esos que no hablan pero están (FEQ, 2003) y codirigió la revista literaria Crótalo (1997-1999). Ha sido incluido en diversas antologías, entre ellas Zur Dos: Última Poesía Latinoamericana (Paradiso: Buenos Aires, 2004 y Bartleby: Madrid, 2005). Ha traducido a Ted Hughes y Michael Palmer, entre otros poetas de lengua inglesa. Estudia el doctorado en literatura hispanoamericana en la Universidad de California, Los Ángeles.


Poética del mes

(1)

Drâstel

Si digo Esto no pienses en Aquello,
no importa cuán remota o vieja amiga
mi voz aún te parezca. Si digo Esto
usa mis pechos bifocales, mis ardorosas

lágrimas, mi sombra engarzadora
de nadie y tierra y humo y divorciado
polvo. Si triste lazarillo no rescribas
los raudos torbellinos de Noruega.

No voy a arrebatarte el miligramo
de la espalda, ahora que has andado
por muros y cristales bocabajo; ahora
que has pulido la oscura transparencia.

Si digo Esto no quise, aunque pudiera,
complacerte en Aquello que exigía
tu aliento, musa fosca, el herrumbroso
engranaje del amor. Nunca la sangre.

Inédito


(2)

No es bonito el lenguaje; es tortuoso en su diafanidad de niebla, alondra en el pináculo del miedo, a la vista de todos. No es bonito aunque inspire la mar o la dorada certidumbre en los cabellos de Laura o de Beatrice. Animal de imprevistos, no sabe lo que mira. Aspaviento es sin hélices ni torres derribadas en la estupefacción de los periódicos. No se esconde en la savia de los tomos gastados, en la afluencia de eructos eruditos, en la valva amorosa. (No releeré este verso, lo consigno).

de Aspa Viento



Poemas


Rosa bengalí

Pero fui delicado
Gonzalo Rojas

Hija de tigre, lasciva de fulgor en la ceguera
escrita de quien sostuvo al mundo
entre nudillos. Míralo: casi un feto al pie
de la escalera. Hija del amarillo respirar,
la ensoñación putita, digamos, que aparece
por costumbre a las seis, como una sombra
que aún hiedra las paredes de Querétaro.
Hija de la grandísima amargura, fiera
sinuosa que encharca en las mejillas
la sangre de febrero, la aciaga cabellera,
los pasos que me siguen desde entonces.
¿Por qué no diste vuelta en otra plaza,
cambiaste de andador sin respirarme,
siendo tan ancho el gris de la avenida?
Fácil hubiera sido y nunca, nunca esotro.
Hija de ti, incestuosa, morada en que reincide
la carne porque es fértil su espejismo.
¿Es que no abriste en Inverness tus lábiles
peciolos? ¿Nadie admiró incendiarse
tus palpos mojigatos en un frío suburbio
de Wisconsin? Fácil y nunca, nunca hubiera.
Mas andé tu andador y me arrepiento
de tan blandos relojes, de ahora recordarte
entre unos folios del argentino homero. Hija de
la barroca circunstancia: vuelve a tu esfera
púrpura, arrójate sin fe al decimonono
escalón, entra en la grieta lúgubre y, chao,
saludos al invierno, digamos, nunca vuelvas,
que sólo un tigre ciego ha de extrañarte.


Inédito



Sed


Uno dice relámpago y quisiera
que los cuerpos en fuga
se quedaran.

Uno dice relámpago a las nubes,
fuego adentro al insomnio,
maremoto

al temblor de una piedra bajo el limo
umbilical del agua,
vertedero

a la sierpe de luz, rosa a la herida
que desdibuja nuestra
adolescencia.

Uno dice por no quedarse en ciernes,
por agrietar la orquídea
con el rezo,

por que iluminación sea nuevamente
una palabra esférica
y no alcanza

a decir lo que afuera de la voz
duele a relámpago,
a vertedero

en ciernes, a limo para insomnios,
a rosa umbilical, a herida
en fuga.

Inédito



Alegatos

Ser abogado es lo más riesgoso que hay,
desde el punto de vista netamente humano.
Roque Dalton



No se olvide que mi lengua es plastilina
pero en boca de abogado es piedra pómez
toda vez que ahora vengo a desistirme
del pasado tan izquierdo y sine qua non
porque es cierto como creo que lo es
que el lenguaje es retroactivo en noches hábiles
en tratándose que hay golpes en la vida
tan fuertes yo no sé por este medio
y/o quedar de usted mas sin embargo
a sus autos los primates codigueros
que no entienden ni J de usticia
y no hay pero qué nalga ni (ay) perito
le reitero que no sirve este conducto
mas si queda algún abismo procesal
pues apele esta sintaxis por escrito
le señalo domicilio el arco iris
pida inserten por ahí lo que no dije
y protesto de una vez lo necesario
Doy fe

de Deshuesadero

6 comentarios:

Rodrigo Castillo dijo...

Hola Román, gracias por tu material para este proyecto, un saludo desde el defectuoso¡

oki dijo...

Hola, Román, ojalá por octubre podamos vernos en las californias, un abrazo, niño. Disfruto tus poemas

dd

Margarita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mercedes Luna Fuentes dijo...

Hola Román. Te escribo por este medio porque no tengo otra forma de contactarme contigo.
Te comento, la Secretaría de Educación y Cultura está recopilando un poema por autor para L antología de la poesía coahuilense contemporánea, estoy a cargo del proyecto.
Si estás interesado en participar, sería muy bueno que te comunicaras vía correo electrónico a mi cuenta: mercedes.lunafuentes@gmail.com asunto: Antología de poesía coahuilense contemporánea.
O bien, si gustas comunicarte vía tel: Fomento a la Lectura (844) 4 14 25 77 de la Coordinación de Bibliotecas Publicaciones y Librerías del Estado en horario de 10 am a 1:30 pm

Saludos.

Mercedes Luna Fuentes

Anónimo dijo...

¡Tus poemas son terriblemente malos!

COMMONSENS dijo...

Poeta, no haga caso a aquellos que de poesía nada saben; sus poemas son buenos, maduros, diferentes, son el cambio del siglo XXI. Yo soy de Argentina y amo la literatuda, la filosofía y la poesía como parte de ambas, y ud. es un bueno y nuevo exponente de ese arte.
Lo felicito.
Mario Sorsaburu.