24 abril 2007

Balam Rodrigo














mencionado por
Óscar de Pablo

menciona a
Mario Alberto Bautista Villarreal
Alí Calderón
Víctor García Vázquez
Carlos Ramírez Vuelvas
Roberto Rico
Jesús Bartolo
Ignacio Ruiz



bio-bibliografía

Balam Rodrigo (Villa de Comaltitlán, Chiapas, México, 1974), tiene un diplomado en Teología pastoral, es biólogo y exfutbolista. Escribe artículos de divulgación científica, poesía, crónica, cuento y varia invención. Autor de varios títulos de poesía, de los que destacan: Hábito lunar (2005), Poemas de mar amaranto (2006), Libelo de varia necrología (2006 y 2009). Becario del Programa de Estímulo a la Creación y el Desarrollo Artístico Coneculta-Chiapas 2005 y 2007. Premio Estatal de Poesía Raúl Garduño (Chiapas, 2004), Premio Estatal de Crónica César Pineda del Valle (Chiapas, 2005), Premio Regional de Poesía Ydalio Huerta Escalante 2005 y Premio de Poesía Joven Ciudad de México 2006.



poética

a) La poesía es ese organismo con el cual el hombre ha establecido una relación de simbiosis a través de miles de años por medio de la palabra. Y la verdadera poesía —indispensable entidad orgánica, órgano vital impalpable— es aquella que nos remite a los orígenes del hombre, la que cala hondo en el espíritu humano y nos muerde el corazón con su más certera animalidad.

b) Hacer poesía es un acto de resistencia frente al avance de la amenazadora mundialización que pretende hacer del ser humano un autómata de pensamiento homogéneo y vacío, una bestia urbanizada y domesticada para el consumo cuya auténtica condición no es la de igualdad y equidad social, ni económica, ni política, mucho menos intelectual, sino la de total ceguera y absoluta ignorancia. Si bien la poesía no es un acto común de la colectividad —aunque está inmersa en ella— la tribu de hombres comunes llamados poetas tiene como destino levantar la voz entre el bullicio estéril de la muchedumbre de manera tal que al ser escuchada sea capaz de desafiar a los más infames tiranos y rivalizar con el eterno silencio.

c) Poeta es un deconstructor del mundo para quien el asombro, la imaginación y el ensueño son actos tan indispensables como comer, dormir o hacer el amor.

d) Considero que la poesía —al igual que la vida— es un hermoso e intricado juego. Si la poesía, la vida o la muerte se toman en serio, generan amargura, odio. La poesía no es algo serio, es un juego donde el hombre es Adán-niño aprendiendo a descifrar y nombrar el fragmento de creación que le ha sido otorgado, un niño que juega a nominar su mundo.

e) La poesía como arte verdadero, nunca es contraria a los derechos fundamentales del hombre. Y mientras continúe su marcha, será la poesía una medida de la vitalidad del espíritu humano. El día que la poesía no sirva más, será porque no habrá ya seres humanos: entonces no habrá quien pueda escribirnos, ni leernos. Y no habrá más poesía: de toda página nos habremos borrado.



Poemas



APÁTRIDA PÁGINA

Amanezco zopilote de la brevedad. Oboe apenas
si cansado no del aire, ni de vida crepitando en mí
sus burlas ni sus veras voces.

Agotado estoy del humo, de las horas asfálticas
de urbe, ubre de concretos donde lactan los casi muertos,
los selectos de la histeria y la ansiedad.

Hay veces que vuélvome pájaro y migro por el canto, fluyo por caminos de canción y melodiosa bulla.

Soy mirlo en rotación de soles, marimbo en desbandada.

Entretanto me desueñan claxones y pitos,
gritos chirrioneros acuitando a mí y a nos, lector;
(muy a pesar que musiquita del yo-mirlo hermosa es
o hermosa cantiga ésa, la que escuchas).

Haz un hueco en el silencio, lector: Agazapado en tus oídos encontrarás un pájaro que primavera estos instantes, dédalo que destila su himno agridulzón
y casi grito limonero de su olor en cítrico gemido.

Después de salivar la limonez de tu silencio, lector,
tira al pájaro el guijarro, calla la siringe mía
que descifra el vuelo que habré de pajarar
hasta la ciudad que vive y muere
en el punto éste de tu página: .

Inédito



NOSTALGIA DEL ÚTERO

I.

Allí donde descienden en un abrazo grande
manadas de luna y de silencios,
hágase la sola voluntad del que se agota
cuando ve morir al mar,
a la lluvia destrozando la mirada,
al argonauta que ensaya la memoria
en las páginas del cielo,
al pez que paga entre las redes
su cuota de sal y de oxígeno
dando tercos aletazos de muerte
en medio de la niebla
igual que un astro desollado.

II.

Ojalá fueran las olas el alcohol
o el opio en que el veneno estrangula
sus canciones,
ojalá fuera el agua bebediza de sí misma
la que enuncia los abismos
donde tañe las edades;
ojalá fuera esa turba de ángeles
la que susurra en mi hombro su terrible sueño
y pudiese apagar los holocaustos
encendidos en mis ojos.

Ojalá, —y acaso—
la transparencia de este mar quedara viva:

Sí, viva de un mar que cifra en mi garganta
su lenguaje de dolientes jibias.

III.

Mar,
nostalgia del útero,
amniótica memoria que muerde
las médulas heridas en el sueño,
que siega las amargas vértebras
cultivadas en el odio;
porque el mar es la nostalgia
de la sal materna
unciéndonos la noche,
el día,
las páginas perdidas que dictó esa voz
umbilical,
planetaria y placentaria,
universo de verbos antiquísimo;
nostalgia del útero la que nos devuelve
esta oscura sed de páginas,
este sueño que nos hunde en el espeso
corazón del mundo
y nos vuelve a regresar a madre,
a Madre universal pariendo al Hombre
—Eva entre infinitas lágrimas,
Eva entre lánguidas semillas de mar—
lanzándolo al olvido de Dios,
al eterno abismo de la más oscura sal,
a madre escribiendo en nuestro ombligo
nuestra absurda vocación de mar:

Nuestra infinita página de muerte.

(de Poemas de mar amaranto)


de Madame La Loca y sus noches gáticas


(fragmentos)

*

Sobre las aguas capitales del crepúsculo, tejen los gatos su roja dentellada:
El sílex de su boca abre los pechos y las plumas de exquisitos cardenales.
El viento arrastra los huesos, las hojas, las prístinas cadenas de la edad entumecida.
Inicia gatopías el corazón y la ciudad pregona el filo que al ojo de la noche sólo empieza.




*

“Aquí donde el sol es un insomne gato de ámbar que eyacula oro sobre las capas del silencio y las flores traspasadas por los áticos....”
Porque no hay sino la sola ciudad y el ácido zarpazo de sus calles, sino el solo pentagrama de sus cables que estrangulan sueños y zapatos desahuciados:
Pájaros de asfalto.
(A lomo del invierno, Madame camina. Acaricia entre sus pechos un imán para suicidas: Amamanta la misericordia y sus cuchillos.)

*

a)

El alma pétrea y la recámara. Los andamiajes del polvo y los dorados orines de los gatos.
La Loca suelta una carcajada que atraviesa el corazón y tapiza los postigos del óxido y el cielo.
Ha caído el ocaso como un pájaro anémico, lengua de azafrán impuro:
Numismática, recoge Madame de entre la alfombra las bruñidas monedas que el oro de la tarde acuña al tamizar su luz enferma al través de las roídas y pálidas cortinas:
Comprará el insomnio en la garganta de los gallos, la gris herrumbre de la plata, el cierzo, la nieve; comprará el tordo corazón decapitado y su metal oscuro derritiendo los racimos del invierno, la sangre, la muerte.

*

Un maullido tenso y el silencio aniquilado bajo los párpados.
Lanza Madame sus dardos de saudade hacia la espera. Alrededor de los jardines y la niebla, la pluvial almohada le murmura:
Ciudad. Sola extensión del odio y la tristeza de los animales sin luz. Cordón umbilical del polvo que nos une a la placenta del deseo. Pureza del vértigo y el fuego. Dama de los pájaros de la sed. Negra flor cuyos frutos sin destino crecen en los huertos de la fiebre. Atroz y vacua porque ni las calles, ni los sueños, ni los gatos que ejecutan su música, pueden domesticarse. Ciudad. Bestia oscura del corazón que se alimenta de las sábanas ensangrentadas y de los desperdicios del dolor bajo la inmóvil liturgia de la nieve.


(de Libelo de varia necrología)

60 comentarios:

Xavier Valcárcel dijo...

saludos Balam.
vaya ritmo, vaya juego de palabras.
delicioso.

eres uno de mis favoritos adentro de esta pagina.

Balam Rodrigo dijo...

Estimado Xavier. Estamos en eso, en el juego de la palabra. Muy bueno lo de Tendido Negro y mejor tu "Develo 10" en Derivas. Un abrazo grande. balamrodrigo@gmail.com

Antonio Escobar dijo...

Un saludo Balam, qué buenos poemas escogiste, veo claridad de pensamiento y precisión en el lenguaje, desde tu primer libro "Hábito lunar" me parece que te has consolidado mucho, felicidades por eso, diste pasos agigantados desde que te conocí hace unos dos años, y te esperamos la semana que entra por acá, la ciudad de los camotes... Un abrazo.

Balam Rodrigo dijo...

Qué tal mi buen Toño, gracias por los comentarios. Dios primero mañana nos veremos por aquellos lares poblanos y ya podremos platicar a la luz de unas poéticas semitas... Un abrazo grande. el balam

Anónimo dijo...

Felicidades!!!! Balam por tu premio de San Román, qué bueno que ganaste tú y no otros...

Toño.

Balam Rodrigo dijo...

Gracias por las felicitaciones mi estimado Toño. Dios primero nos veremos en octubre en el congreso de poesía y poética. Allá nos daremos tiempo para charlar. Un abrazo grande y un saludo para vos y para toda la banda. el balam

Fernando Trejo dijo...

Felicidades mi hermano, como siempre tus textos son buenos, ya no hay de qué asombrarse. Y lo mejor de todo que las nuevas generaciones vienen poniendo en alto el nombre de nuestro hermoso Chiapas.

Anónimo dijo...

Hola, m e encanta tu ritmo pero desafortunadamente hay cosas q ue no me dicen nada. qué es un astro desollado? cómo es? es bello tirar palabras porque sí. quién fuera "poeta"!

Mijail Lamas dijo...

Ese compa Balam, pásame tu mail pa quedar un día de estos y tomar un café.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Muy bien. Rito y ritmo, intensidad propia de una poeta en plena madurez. Esperamos más de estos pequeños hallazgos. Saludos Balam.

Balam Rodrigo dijo...

Qué onda ese Mijail. Pa luego es tarde compa, aquí el mail: balamrodrigo@gmail.com
Pa tomarnos un café antes de que vuelva a migrar temporalmente a Chiapas.
Un abrazo,
el balam

Balam Rodrigo dijo...

Estimado anónimo de las 8:24. Gracias por tu comentario. En breve, trataré de enviar a vos y los amigos lectores de afinidades la invitación a la presentación de mi nuevo libro de poesía. Quizá este año pueda ser. Y seguimos en esto del mito, el rito, el ritmo y la logopea. Vaya pues, mi abrazo para vos.

el balam

Mario Nandayapa dijo...

Peor libro del año:

Icarías de Balam Rodrigo (2007). Sin duda, una de las obras poéticas más confusas, pretenciosas y superficiales de alguien que se ha caracterizado por ser el más confuso, pretencioso y superficial de los jóvenes poetas chiapanecos de su generación.

Dios al habla.

Balam Rodrigo dijo...

[DEONTOLOGÍA PARA EL POETA]

Al amado lector
(¿o diré: "al pequeño 'Deus'"?)

Muertar la lengua: Oficio aquel del niño, el del humus en la concha del oído, ya lenguando la plumosa, ya cavando madrigueras en el cuerpo del silencio —el muertísimo, el sin rictus—, y al asomar en las páginas del aire, deja el verborrear pa’ los que labian por carroñas, los poeteros: Porque mentira han, mentira son, mentira fueron: Aquestos, los que reptan sobre odios, los que buitran la rapiña de la envidia y también aquesos, los 'desotros', los que comiendo heces, hallan con sus ayes el rumiar en su pastura de mediocre estirpe: Que el espejo sufridor donde vomitan incoherencias les devore, les suicide sus versitos, les disipe su lujuria en la más completa soledad. Y entonces, ya animoso, verboso he: Lenguaré la muerta, horadaré los versos, deglutiré verbajes en los vados del silencio y que ésta la mi boca paraíse al mar lo mismo que aquel hijo al que poeté: "¿Porqué chillaban sus muy palabras al vuestro y menor escriturar?" Y ahora que lo he escrito, puedo fenecer, muy escribido e inspirecido: 'Sólo me queda el viento, la risa, la sombra de una casa, la nada'.

Deux ex Machina dijo...

Prueba irrefutable de lo que comenté en fecha pasada. Barroco, quevediano o gongorino: tú decides. Superficial in extremis; dardos que acusan, retozan en "el espejo sufridor donde vomitan", no dañan. ¿Qué es todo esto? ¿Hacia dónde queremos llegar? ¿Es todo? ¿Es mucho pedir un poco de imaginación? Basta de retocar el lenguaje, eso corresponde a los ancianos de la Real Academia de la Lengua Española. No a ti. Revisaré mi manual de cómo escribir un poema hermético.
M N

Balam Rodrigo dijo...

Nota 1. Es curioso —mi estimado “Dios al habla”, “Deux ex Machina” o “Mario Nandayapa”— que hayas mencionado mi libro inédito “Icarías”, mismo que no he tenido el gusto de compartir con vos, y que repito, no está publicado. ¿A través de qué azares “conociste” ese “confuso, pretencioso y superficial” «libro»?. Acepto lo confuso, pretencioso y superficial de “Icarías”, es más que cierto; lo que me disgusta es la falta de honestidad en tus palabras (con esto, vale decir, encuentro falto de ética elaborar un juicio de valor sin “conocer” el objeto del que se habla o elabora tal juicio).

Nota 2. Estimado MN: No sé si el lenguaje poético de mis poemas se corresponda con el “barroco”, el “quevediano” o el “gongorino” o bien, o mejor dicho, a mis arcaísmos y regionalismos del Soconusco (Chiapas, México) o a mi deuda con las taxonomías zoológicas y botánicas del siglo XVI leídas durante mis cursos de biología o quizá al puñado de horas que dediqué a los estudios teológicos. Decir “barroco”, “quevediano” o “gongorino” dependerá de quien esté leyendo, del lector otro que esté frente al texto: quien lee cuenta con cierta tradición, es decir con una cierta estructura (consciente e inconsciente) de ideas, preconcepciones y supuestos tomados de sus otras lecturas. Lo difícil es generar (o engendrar) un cambio en tales percepciones, una transformación cuando estamos alienados por ciertas formas de conocimiento, por ciertas tradiciones (es decir, hablas desde tu propio y subjetivo canon). A decir verdad, lo que yo he querido cometer —por mero y vano placer— en mis “poemas” no son sino algunas cuantas (me permito decirlo así) “hipótesis poéticas”, es decir, hacer “verba ociosa” con el lenguaje: plagar de palabras, imágenes y metáforas una hoja de papel (y algunas veces virtual). Nunca pensé que tales palabras cayeran bajo el mismo sentido tipológico y poco flexible del que querían escapar: en estos textos yo quiero escribir poesía, no hacer ciencia. Digo esto porque me extraña que un experto en crítica literaria como vos (avezado en las ciencias del lenguaje) muestre una visión tan rígida y mucho más inflexible y subjetiva que la visión de un científico e incluso que la de un “anciano de la Real Academia de la Lengua Española”: lo más subjetivo de tu canon es quien habla y desacredita. Ahora bien, para la ciencia (como ejemplo baste la biología o la física), es necesario y esencial desarrollar el sentido y significado de las hipótesis (esas otras “metáforas”) con el fin de alcanzar posibles teorías que expliquen (o lo intenten) los fenómenos observados o sujetos a estudio, y, dado el caso, establecer las leyes bajo las cuales se rigen dichos fenómenos (siempre sujetos a comprobación). Pero en el caso de la poesía, las metáforas creadas, las poéticas formuladas, tienen un significado que está, o debiera estar, más o menos implícito (no necesitan, pues, comprobarse). Lo curioso es que ciertos poetas y lectores como vos parecen más empeñados que los mismos científicos en hallar las “leyes” bajo las cuales “debiera” regirse el poema: quieren ir más allá y buscar el sentido total de esos objetos llamados poemas, y anhelan desarrollar un lenguaje casi o totalmente cientificista para explicar o entender el poema. Bajo esta visión, todo lo que esté “fuera” de las “gavetas” del canon o tradición no es “su poesía”. En tu caso, no veo mas que un pobre y tipológico afán reduccionista al “criticar” mis divertimentos: el canon desde el cual hablas puede generar ceguera. Te lo recuerdo: intento hacer poesía, y los poemas y divertimentos que suelo escribir NO son fenómenos sujetos a ley alguna. Y que quede muy claro para vos: entiendo la poesía como una forma de conocimiento mucho más cercana a la alquimia que a las ciencias duras; y creo también que la poesía es una forma de encontrar placer, de hallar verdadero hedonismo: la poesía intensifica y vivifica los sentidos, tiene la capacidad de transformar o dotar de cierto sentido nuestra realidad e incluso, crear otra a nuestro antojo. Y no hay manuales para la poesía (¿hermética?) sólo un muy claro mapa guiado a través de la brújula del corazón: poesía es mucho más espíritu que burda razón (y no necesitas de esas “antorchas” o “lámparas de halógeno” para encontrar mínimo sentido o intención en aquéllas líneas). Por eso mis dardos no dañan, pues no buscan hacerlo: toda experiencia relacionada con la poesía (y la literatura) debiera ser placentera e incluso, espiritual. Lo he dicho ya: si la poesía genera amargura, odio o resentimiento, marcha uno por el camino equivocado. Y repito: si lo que buscas es crear, formular hipótesis, teorías o establecer leyes a través de la poesía, has errado el camino. Para ello te recomendaría que hicieras ciencia verdadera y no perdieras tu valioso tiempo leyendo libros o poemas de autores (como éste que te escribe) “confusos, pretenciosos y superficiales”. Repito nuevamente: si quieres hallar esa forma de conocimiento que (a través del placer de la lectura y la escritura) da la experiencia de la poesía, lee a poetas verdaderos y no a este “joven poeta chiapaneco” tan “confuso, pretencioso y superficial”. Y si vos no has hallado el sentido y la intención de mis poemas, no tengo yo la culpa de la miopía y la amargura que hay en tu corazón.

Nota 3. Mi muy estimado MN: Aún en el caso de la ciencia quedan muchos fenómenos y causas por comprender y entender (muchas otras “verdades” nos esperan). Cuando uno piensa ya que está muy cerca de haber hallado el camino a la “verdad”, resulta que hay que desandar nuevamente sobre los pasos ya dados: la evolución no es una línea recta, los fenómenos del universo no están “ordenados” como lo esperaríamos (¿acaso no está trocado el supuesto “azar” por ese caos ligado a ciertos “patrones”?; ¿acaso en la física de la materia el principio de incertidumbre no es más que una estocada al orgullo de nuestro pequeño gran mundo hecho de los más absurdos fenómenos?) y la poesía va más allá de lo puramente literario. Por ello el canon de hoy será polvo mañana: quizá el universo mismo es un mero supuesto. Por eso me gusta la poesía: está plagada de hermosas mentiras, artificios y ficciones “verdaderos”. Lo dijo ya mi muy admirado Borges: el lenguaje puede simular sabiduría. Y la poesía lo hace muy bien, tanto, que tiene sus varias e implícitas “verdades”.

Tu siervo al habla.

El Habla del Siervo dijo...

No cabe duda que tienes un ego inmenso, tan inmenso como toda la perorata que escribiste. Por descontado no sé qué pretendías. Si estás acostumbrado a que tu labor como poeta sólo sea marquesinas, oropel y aplausos, pues bien, no lo cuestiono. Acepto que cuestiones mi capacidad crítica. En fin, sospecho que ser un letraherido y un trémulo visitante de la palabra tiene mucho menos valor que formular toda una rimbombante teoría poética en donde alquimia se confunde con experiencia poética en un caldo de cultivo que dará como resultado el poema. No sé. Por Dios, hablas de juicios de valor cuando mencionas mi amargura, resentimiento, falta de tacto y arremetes contra la "miopía" de mis juicios. Acuérdate que si estás acostumbrado a decir lo que quieras, también tendrás que acostumbrarte a escuchar lo que NO quieras, como dijo el sabio Alceo de Mitilene. En nungún momento mencioné en mi comentario que la poesía estuviera sujeta a ciertas "leyes" (y no lo hice porque no hice ningún comentario); eso es atribuible a ti, que tienes, contradictoriamente, tres formaciones: la científica, la teológica y la literaria. (Hubieses sido un biólogo excelente o un encaminador de almas muy persuasivo: lástima.) El único compromiso de la poesía es con la Palabra, Madre Fundadora, Conciencia Histórica; no poseemos mayor conciencia que ello, viviendo en el error de lo instantáneo, en la fugacidad de lo colectivo, en lo banal, en lo dúctil moralmente. Me interesan más estos puntos sueltos que divagar en certezas o alusiones de Verdad. Me interesa lo concreto que el juego de palabras que proponen ciertas poéticas abigarradas, como la tuya. El habla cotidiano, por ejemplo. El lenguaje de barrio. El albur. El lenguaje del cine mudo. Así Ad Infinitum.
Saludos. M N

Rodrigo Díaz Bello dijo...

Los pleitos entre poetas a menudo me aburren. Carecen de la eficacia de la buena pelea, de su knock out intensivo. Como sea. No vengo a hablar de eso. Yo no sé si el Balam sea un poeta artificial, oscuro, francamente no me importa mucho. Pero creo que la poesía aparece a la vuelta de la esquina, y la poesía de Balam Rodrigo es una manera distinta de afrontar esa vuelta. La palabra casi siempre es muy traicionera. Se burla de los que la utilizamos. Creo que Balam Rodrigo es un poeta, sin adjetivos que lo exalten ni adornos que lo divinizen. Saludos, Balam.

Fabián Rivera dijo...

Atendiendo a tu petición, haré mi comentario, y sabes? estoy de acuerdo con vos en muchas cosas, por ejemplo, en lo respectivo a los divertimentos, a la poesía como forma hedónica, apostar por la no rigidez del lenguaje, pues la poesía está más allá de esto: la libertad corre por sus venas, y ésta, en las venas del poeta. Tu forma escritural me remite mucho a la alquimia, y, nutrida de múltiples resonancias, es deleitoso escucharla con cierta regularidad. Es éste, aclaro, un juicio muy superficial. Creo que los divertimentos tienen un límite propio, y será el tiempo quien los valore verdaderamente, como formas que transporten al lector a un espacio definido, a una catarsis real y perdurable, algo que "lo deje frío", que hiele su sangre, cuestión que linda mucho con la poética del buen Efraín Bartolomé. Lecciones suyas son las que nos hacen falta a todos, absolutamente a todos, con uno o mil reconocimientos de por medio. (Las alturas que cada quien se adjudique, es cosa aparte.) Buscar un verdadero sentido a la poesía, y no caer en la mera construcción de ornatos. Una vez más, estoy de acuerdo contigo en lo que has expuesto en tus comentarios. Es fácil abrir la boca y "criticar": aprender a cerrarla es una tarea ardua, que puede llevarnos una vida entera. Sin embargo, también me demuestras que a la menor provocación, estás dispuesto a desplegar un cúmulo de lucubraciones, que si bien ejemplifican tu propia perspectiva, estarían mejor acomodadas en un libro, en un diario posiblemente, mismo que se editaría en letras de oro y no dejaría lugar a dudas de toda tu grandeza (misma que no discuto). Eso con respecto a tu segunda respuesta, pues la primera, sabes?, me deja sin palabras, por completo atónito, en parte, por su bella construcción, pero, claramente (y sólo en esta parte concuerdo con Deus et machina) se convierte en un mero apasionamiento, en un gesto innecesario para tan pequeño comentario. Debes tomarlo con mayor tranquilidad. No estamos aquí para aleccionar a nadie. A veces nos tomamos muy en serio nuestro papel de poetas y queremos dar clases a todo el mundo. Esto no nos hace mejores ni peores. Hermanito: el silencio es oro, y la indiferencia se hizo para el lejano ladrido de los perros.

Balam Rodrigo dijo...

Mi estimado “Habla del Siervo”/Mario Nandayapa:

Entre otras cosas, lo que pretendo decir en toda la “perorata” que escribí en mi anterior respuesta puede resumirse en estos puntos:

1)Que tu “comentario” sobre ese conjunto de poemas llamado “Icarías” escrito por este “letraherido y trémulo visitante de la palabra” es una muestra más de tu acostumbrada falta de honestidad, pues no respondes a mi pregunta al respecto de cómo has leído y conocido dicho “libro” que está inédito, y repito, no he tenido el gusto de compartir con vos. Acepto que en términos críticos es necesario “acostumbrarte a escuchar lo que NO quieres”, y esto es muy cierto cuando sí existe una verdadera ética y conciencia críticas: lo mínimo que se requiere es, en este caso, haber leído el “libro” en cuestión para aceptar tu “comentario”. Espero pues, que respondas: ¿dónde leíste “Icarías” y cómo tuviste acceso al citado “libro”?.

2)La nota 2 tiene que ver con mi respuesta a tu “tipologismo”, es decir a ese obcecado afán por construir taxonomías sobre el fenómeno u objeto observado, que es, muchas veces, casi innato, pero los adjetivos “barroco” “quevediano” y “gongorino” obedecen a un afán reduccionista y a las llanas analogías utilizadas en tu “comentario”(¿”Superficial in extremis”?). Tampoco es gratuito que en este espacio de discusión colectivo haya aprovechado para comentar sobre mi visión poética: donde vos comentás sobre el “poema hermético” y la correspondencia a “los ancianos de la Real Academia de la Lengua Española” yo propongo el azar de las “hipótesis poéticas” y la “verba ociosa” del poema. Y curiosamente dices no comentar sobre ninguna ley, pero esa dogmatización con la cual hablas es inherente y refiere a lo ya dicho: “El único compromiso de la poesía es con la Palabra, Madre Fundadora, Conciencia Histórica”: ¿No es ésa una hipótesis o formulación sobre una "Verdad”?. Has escrito recientemente: “Me interesa LO CONCRETO que el juego de palabras que proponen ciertas poéticas abigarradas como la tuya [...]”: ¿no es ello vana y mera tautología, teorización verbalizada?

3)Si escribí sobre mi “formación” no fue para “persuadirte”, sino, precisamente, para hacer evidente que es posible encontrar “mayor sentido poético” en los antecedentes biográficos (incluyendo los de “tradición”) y la experiencia vital —respecto a ciertas poéticas formulada en la obra de “x” autor— que en un análisis de discurso formal o en un “comentario” como el tuyo sobre el ya mencionado libro “Icarías” o el anterior “divertimento” que posteé.

4)Y acepto, mi estimado Mario Nandayapa, mi “ego inmenso”, es muy cierto. Lo que no tolero de vos y de tu actitud —y lo repetiré aquí— es la constante falta de honestidad: Además de “comentar” sobre un libro o conjunto de poemas que NO conoces, tienes el descaro de hablar de “Conciencia Histórica” y decir que “El único compromiso de la poesía es con la Palabra”. Ojalá vos pudieses hablar desde la “conciencia histórica”, que es también un profundo llamado para actuar con ética profesional. Y si respondo a tus “comentarios” no es por mera vanagloria o para defender alguna fama o reputación, sino porque es lamentable la falta de seriedad de tus palabras y porque es lamentable saber que existen personas tan deshonestas como vos en el quehacer literario (uno esperaría que la Acción correspondiese con la Palabra: eso sí que es verdadera “experiencia poética”). Y ojalá, mi estimado Mario Nandayapa, puedas entender lo que es el compromiso con la Palabra: hay que tenerla. Y espero que tengas la honestidad, y como decimos en Chiapas, los “coyoles suficientes” para responder a mis preguntas en este sitio que no es sólo para un diálogo entre chiapanecos: es un espacio poético colectivo, comunitario. Como recordatorio final dejo esta línea que alguien posteó a otro “comentador” tan falto de ética como vos: “¡eh banda, no sean cobardes!”.

Balam Rodrigo dijo...

Estimado Rodrigo Díaz Bello:

Agradezco tu comentario, y sobre todo, que sí tiene ese knock out de la honestidad lectora y la sinceridad púgil que se espera en este diálogo iniciado en los poemas.

Un abrazo,
el balam

Balam Rodrigo dijo...

Estimado Fabián:

Hermano, agradezco mucho tus palabras. Tu comentario es más que sincero y acepto que algunas -quizá todas- mis respuestas son un "mero apasionamiento, [..] un gesto innecesario para tan pequeño comentario". Es muy probable que todas estas discusiones sean un exceso. Y sé también que el silencio es de oro y que al "lejano ladrido de los perros" más valdría la indiferencia. Sólo que (¿por apasionamiento?) no tolero la deshonestidad y la falta de ética de nuestro paisano Mario Nandayapa. Lo he dicho ya en algún momento: "la poesía intenta rivalizar con el eterno silencio y combate el ladrido de los más infames tiranos": lo siento. Agradezco nuevamente tus palabras que son oro para mí.

Un abrazo fraternal,

el balam

Balam Rodrigo dijo...

Y por no dejar al aire mis palabras, mi estimado Mario Nandayapa, posteo aquí ese "tu primer comentario" a "Icarías" posteado en otro sitio, bajo la infame sombra del anonimato:

Harold Bloom said: dijo...
PEOR LIBRO DEL AÑO:

Icarías de Balam Rodrigo (2007). Sin duda, una de las obras poéticas más confusas, pretenciosas, superficiales y oportunistas de alguien que se caracteriza por ser el más confuso, pretencioso, superficial y oportunista de los poetas chiapanecos de su generación.

Dios al habla.
viernes, diciembre 21, 2007

Fuente:
http://ivancruzosorio.blogspot.com/2007/04/balam-rodrigo-poemas-de-mar-amaranto.html

Un saludo fraternal,

el balam

En buen alid dijo...

Es muy cansado y no lleva a nada. Lo digo sinceramente. Desconfío de las "poéticas" personales. Acaso no son sino atisbos de lecturas, remanentes de escitura, momentos, fingimientos, falos en las bocas de dos etíopes descomunales y lánguidos, guías que nos conducen por el desfiladero de la imaginación. No estoy seguro que creas en tu postura. En fin. Me atrevo. Nada personal.
Veo con buen agrado que tienes un grupo especializado en defender tu nombre a golpes, mordidas y balazos de ironía ("Mi pecho era un revólver desenfundado", así decía el célebre Quincho ¿no?). Eso es bueno. Buenos amigos. La soledad es nefasta. A mí los duelos a muerte -salvo si son con espadas y armaduras y si te llamas Tirant Lo Blanc- no se me dan.Un duelo en una playa. Me recuerda una buena novela de Roberto Bolaño. Los detectives salvajes, creo.
Cuídate, Balam, acabemos con esto de una buena vez. Me gustaría invitarte un trago, pero sería una descortesía de mi parte.
Larga vida a los convidados del cañón.
Saludos.

Balam Rodrigo dijo...

Estimado Mario Nandayapa:

Posiblemente sea la poesía, el hecho estético de la misma —y de la literatura toda—, no más que un enorme palimpsesto, un líquido espejo en el que todos hemos creído hallar al menos un eco, un símbolo o un reflejo, pero que, al intentar asirlo o al asomarnos nuevamente a sus aguas, éste y nuestra efímera imagen han desaparecido para siempre sin dejar rastro alguno: estamos hechos de olvido. Y si alguien más ha levantado la voz en estos “coloquios”, se debe a la naturaleza colectiva de las Afinidades Electivas, no a la defensa a ultranza de algún “nombre”. Terminemos pues con estos golpes al aire y espero que uno de estos días tengamos un vero diálogo sobre poesía (muy cierto: quizá no alumbrados con lámparas de alcohol, pero sí al menos por la bendición de un buen café o a la clara sombra de un posol del “5 de mayo”).

Saludos, y desde aquí, mi ágape sincero y un abrazo fraternal,

el balam

poête dijo...

Te leí por vez primera vez con un grupo de adictos y estudiosos de poesía en conocida universidad francesa durante una serie de lecturas externas de la escuela sobre novedades "rarísimas" que traían de Latinoamérica y tus formas me conmovieron desde el inicio (y no fui el único).
Siento impertinente abundar y discurtir sobre las profundidades del lenguaje cuando sabemos que son infinitas, además no es el medio, esto no es un ring de boxeo o luchas.
Eres poeta y escribes poesía, lo demás déjalo para aquellos que sólo quieren pasar a la historia "saltando bardas".
Es claro que el tal "dios/mario/etcétera" sufre por tu existencia y por tu obra la cual considero ambiciosa (no peyorativo) y en ascenso contínuo.
Un abrazo Balam Rodrigo.

Balam Rodrigo dijo...

Estimado Poête/Florentino Fuentes:

Gracias por tus líneas. Espero que podamos continuar el diálogo iniciado a través de la poesía (y también por medio de la escritora veracruzana Mercedes Virgilio) vía correo electrónico o bien, cuando vuelvas a México. Agradezco tus comentarios y sugerencias sobre lo discutido en este foro del que, lamentablemente, hicimos un "ring" (y tomar en cuenta lo que me dices, con verdadera humildad, ésa que tan cara nos resulta).

Vaya un abrazo fraternal para vos hasta los lares donde estés,

el balam

Anónimo dijo...

CARTA ACLARATORIA DE MARIO NANDAYAPA

Rodrigo Castillo:

En el ejercicio de la casualidad conoció el día de hoy (domingo 2 de marzo del 2008) la página web http://laseleccionesafectivasmexico.blogspot.com, y para mi asombro descubro que alguien ha escrito usurpando mi nombre, cuestionando centralmente la poesía y el ejercicio poético de Balam Rodrigo.
He leído puntualmente la polémica que generó el escrito en cuestión, ante esta situación le solicito que publique este breve comentario aclaratorio en su Blog.
De manera que en primer momento MANIFIESTO que no soy autor de esas líneas, y en segundo momento EXHORTO al legítimo autor que se responsabilice de sus comentarios emitidos, y no recurra en la utilización de mi nombre para efectuar estos actos de deshonestidad.
Y como sugerencias para evitar problemas similares en el futuro, que traten de implementar una seguridad en la publicación de comentarios, a fin de que soliciten el correo electrónico de quien emita comentarios.
Reciba mis cordiales saludos auténticos.

Mario Nandayapa
revpostunach@hotmail.com

Lázaro Aramís de Troyes dijo...

Qué tal Balam, gracias por la invitación, ahí estaremos echándote porras el miércoles. Ahí me guardas un ejemplar del libro no?
Un abrazo sureño.

Juan Carlos Cabrera Pons

Melqui dijo...

El sonar de las letras conmueve, no sé hasta que parte intrínseca de uno mismo. Las palabras superan en sí mismas el lenguaje, la poesía de Balam es clara, natural y crea sonidos, voces entre voces. Un abrazo para mi paisano de cuya poesía soy aficionado.

Balam Rodrigo dijo...

Estimado Juan Carlos:

Pos gracias por lo de la presentación, agradezco tu lectura. Entre tantos amigos, olvidé darte un ejemplar de 'Silencia'. La próxima vez que nos veamos te lo doy.
Un abrazo fraternal,
el balam

Balam Rodrigo dijo...

Estimado Melqui:

Gracias por tus comentarios paisano; pa que sigamos la plática a través de la poesía, visita este URL: http://www.conecultachiapas.gob.mx/publicaciones/descargas/Silencia.pdf

Allí podrás descargar mi último libro publicado.
Un abrazo fraternal,
el balam

Anónimo dijo...

Baal, manda tu columna, por el amor de Cristo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Pienso que si hay un poetita pretencioso, ese es Mario Nandayapa: el divertido tránsfuga que pisó tierras de Cauca huyendo de... él sabe de qué y de quiénes. No cabe duda: hay escritores chiapanecos (estupendos, como el joven Pons, como Balam) y hay simuladores que son capaces de presentarse como "mayas" en congresos chilenos, o de presumir estudios en universidades nunca pisadas, o de decirse "sobrinos" de políticos para conseguir becas y continuar mamando del Estado (costumbre muy suya esa de mamar por cierto). Muy triste caso que ahora ni siquiera acepte responsabilizarse por lo que escribe. Sigue siendo un "poetita", un mestizo agachón, un burócrata de la "cultura" regional, un profesorsete que por algo no ha llevado su "trabajo de investigación" fuera de su pueblo rascuache.
Héctor Zoer.

Anónimo dijo...

Saludos Cordiales Padre de lso niños Grillo:

Que grato es leer tu obra maestro, he dedicado un par de horas a leer los comentarios que tu fieles y no tan fiales han dejado, me alegra maese que no este perdida la habilidad de la lengua y cortesmente contestes atus detractores, que se esocnden con seudonimos y tras la mella de un nombre tan falso, como el espiritu que son.
Agraciado de Jah, sigue cultivandote, y que ladren los perros ya vas llegando...

Con el amor de siemrpe tu hermano en la fe Josue PB

PD

Melqui dijo...

Que tal Balam Rodrigo, lástima que no esté en Chiapas para asistir al encuentro de poetas en San Cristobal y Tuxtla, estoy por terminar la carrera en México (que no tiene mucho que ver con la literatura, pero me gustan las palabras escritas). Tu libro Silencia es como un concierto silencioso que va llenando poco a poco los oídos internos, que dilata las membranas más recónditas, la musicalidad de la palabra, el hambre por el descubrimiento de otra voz poética que arrastra de tal manera que al levantar los ojos el mundo parece otro. Me da mucho gusto por tí y por que en Chiapas la voz se escucha, la voz de la selva, de los tantos pájaros que se están acabando, la conjunción de la humedad y lo vegetal, de la lluvia y de las frutas, en fin. Quisiera estar en Chiapas para enterarme de más cosas que suceden en nuestra cultura y si no es mucho pedir, que me recomendaras a otros escritores actuales de nuestro estado. Bueno, fue un gusto y ojalá virtieras en breve tus impresiones sobre el encuentro de poetas. También he iniciado un pequeño blog donde publico algunas cosas que he escrito, ya sabes, sólo soy aficionado y cuando puedas échale un vistazo. Hasta pronto.

Balam Rodrigo dijo...

Estimados amigos:

Héctor Zoer, Melqui y Josué: Gracias por sus comentarios. Un saludo tanto para ustedes como para los suyos desde el sur de la Ciudad de México. En breve aparecerá un "dossier" de poetas chiapanecos nacidos entre 1970-1986que publicó la revista Punto de Partida de la UNAM. Ahí colaboré como antologador y estará en línea en la página: http://www.puntodepartida.unam.mx/ Ojalá puedan darse una vuelta por el sitio la próxima semana. Un abrazo, el balam

nemo nihil dijo...

Que tal Balam, un saludo desde Cacahoatán, reconocí de inmediato estas letras; primero por el estilo acaso inconfundible y luego por que nos dejaste un ejemplar de tu Libelo...Shalom Bye, de tus cuates Salvador y Ameht...

Anónimo dijo...

Mi admirado Jaguar:

Si, admirado. Tú me conoces y sin embargo, tengo miedo de aparecer reconocible ante tus ojos.

Te conocí por cosas de la muerte... supongo ya sabrás. Sin embargo, nunca tomé tal diplomado.

Te conocí teólogo y aún asi nunca supe cual de tus dioses es el que te puso en mi camino.

Las razones que te llevaron a tratar conmigo distan mucho de la literatura y la poesía en si. Más bien fué cuestión de números y algo tan vacío como el dinero nunca es buena razón para conocer a nadie. Sin embargo, sucedió.

Aún así, te admiro. No por ser poeta, ni por los muchos premios, ni por tus dioses ni por nada de lo que hayas hecho o dicho. Te admiro porque siempre te vi lleno de paz.

No quiero que sepas quien soy, aunque tal vez ya lo sepas. No quiero que lo digas porque el valor de mi anonimato es grande y verlo destruido sería horrible. Tengo mis razones.

Tu paz... se convirtió en modelo a seguir. Por eso muchas gracias.

Balam Rodrigo dijo...

Estimados Salvador y Ameht:

Gracias por su lectura y también por los saludos.
Dios mediante en septiembre visitaré de nuevo el Soconusco y espero estar con ustedes compartiendo la botana y la poesía, allá en Cacahoatán.
Un abrazo y bendiciones para ustedes y para todos los hermanos de aquellos rumbos.

el balam
p.d. si pueden dénse una vuelta por este URL: http://www.puntodepartida.unam.mx/
allí encontrarán algo de poesía chiapaneca de las recientes generaciones.

Balam Rodrigo dijo...

Estimado anónimo/hermano de las 4:22:

Desde el sur de la Ciudad de México te envío bendiciones y un abrazo fraternal. Es bueno saber que privilegias el ágape de la amistad y la paz del Espíritu antes que cualquier otra cosa. Coincido con vos en ello y agradezco tus líneas.
Vaya un abrazo lleno de la paz de Dios para vos y los tuyos.
Espero charlemos pronto por aquellos rumbos hermano,
el balam

Anónimo dijo...

Hola Balam y compañía: Hace poco compré tu libro de Silencia. Y me pareciò curioso pero creo que Marco Fonz de Tanya ya había ocupado la misma palabra en un poemario llamado. Los Martirios. Tienes influencia de ese poemario? o lo plagiaste? o no lo conocìas y fue puera casualidad. Valdría la pena aclararlo no? Creo que es válido ocupar las mismas palabras pero hay que dar las fuentes de dónde vienen no?

María López Santis

Balam Rodrigo dijo...

Estimada María López Santis (¿sin compañía?):

En respuesta a las preguntas que formulaste a las 3:53 pm, quiero comentar lo siguiente:

1)Aunque es irrelevante decirlo, inicié a escribir poesía hacia finales del año 2003 y no conocí al poeta Marco Fonz en persona sino hasta el año 2004 (había leído en el 2002 su libro “El ojo lleno de dientes”). Ese mismo año —2004, y antes de conocer otros libros del poeta Fonz— había escrito ya los primeros fragmentos de “Silencia”, libro que terminé entre el 2005 y el 2006 y que me fue posible publicar porque tuvo la bendición del “Rodulfo Figueroa” en el 2007.

2)Respecto al libro “Los Martirios” que vos mencionas, lo conocí a través de su autor, el poeta Marco Fonz, el año pasado (2007), pues él mismo me lo dio en fotocopias, después de que yo le regalara mi libro “Silencia” (Coneculta-Chiapas, 2007). Esto, en la Ciudad de México, luego de que sostuviéramos una charla en el Palacio de Bellas Artes y que él hiciera alusión a los poemas de su citado libro “Los Martirios”, del que dijo no existían ejemplares disponibles (estaba “agotado”).

3)De las influencias de “Silencia”, sí, en efecto las hay, y varias, pero es una deuda con la obra de otros autores a quienes en ese libro traté de rendir un pequeño homenaje: José Rubén Romero, Juan Rulfo, Jesús Gardea y João Guimaraes Rosa. He ahí “las fuentes” —entre otras— de las que abrevé aquellos días en que escribí “Silencia” y otros libros que mantengo inéditos aún. Curiosamente, las “influencias” de “Silencia” no incluyen libros de poesía, sino expresamente de narrativa.

4)La vocación (y el origen) de mi poemario “Silencia” es totalmente distinto al del libro “Los Martirios” del poeta Marco Fonz. Por tanto, hablar de “plagio” me parece verdaderamente ridículo y ocioso, sobre todo porque la mayor parte de mi poesía mantiene una continua filiación “neologista” y de esa inclinación escritural deriva la palabra “Silencia” y otras más que hay en mis libros. Finalmente, si tratara de enumerar el origen de todas las palabras que utilizo al escribir, esa inútil faena me resultaría imposible debido a lo múltiple, heterogéneo e inconmensurable de “las fuentes” que habría que “citar”.

5)Finalmente, deseo y espero que las discusiones sobre poesía y poetas de Chiapas se libren ya de la mediocridad de la criticonería y el “chisme de lavadero” para dar lugar a una crítica seria (literaria), basada más en la inteligencia y en las relaciones establecidas a través del acto lectura/escritura: con mayor objetividad y aspiración por crear una literatura total, ética y verdadera, menos aficionada a las infamias y calumnias surgidas del “reality show” montado por los hijos de la ignorancia.

Espero que podamos mantener un diálogo literario ya sea en el terruño, o bien, a través de mi dirección electrónica (balamrodrigo@gmail.com).

Sin más, recibe un saludo fraternal desde la trópica saudade y la ciudad.

el balam

Anónimo dijo...

Entonces si no hay plagio, ni influencia por lo menos hay antecedentes de que Silencia ya era un nombre descubierto por Marco Fonz en el 2003 publicado el libro de Los Martirios. Gracias por tu aclaración de cuántos poetas te nutres, vos, y estoy de acuerdo con que hay que terminar los chismes en chiapas y para eso se comienza con ser verdadero de palabra sin ocultar la verdad.
Saludos.

Marcela S. dijo...

Ay balam no sé quien seas pero como desprendiste sensaciones, Sólo digo que no mames bola de poetas aburridos que pelean con un lenguaje intelectualoso, flojera, mejor escriban con el corazón que falta les hace, porque pareciera que ser poeta en estos tiempos es estar en medio de una parafernalia de dimes, diretes, envidias, aplausos golosos, que mierdaaaa!! y van a decir aaay que estípido!! que quiere escribir con el corazón, pero mejor ustedes pártase la cara, pártanse las manos y pártense unos a otros, que se les irá en eso la vida. No faltará que el siguiente comment alquien critique mi discurso desde la pendeja ortografía o estupideces así, o el discurso bla bla bla... no manchennn da miedo estar ente ustedes, que pérdida de tiempo representan, al igual que yo, por abordarlos. Felicidades balam, lograste movernos.

Anónimo dijo...

no mamen bola de poetas, escriban con el corazón, que aburridas sus peleas con lenguaje intelectualoso jajaja y apuesto que el siguiente comment será pa criticar mi discurso barato o la ortografia o esas pendejadas que ustedes ven. QUE FLOJERA puño de poetas envidiosos, de aplusos golosos, aburridos, mejor vivan no como yo que les dedico tiempo a ustedes. Felicidades balam, qué cosas moviste. AILAAAA

Balam Rodrigo dijo...

Marcela S y/o Anónima de las 4:32 PM.

Agradezco tus líneas y tus comentarios. Ojalá podamos establecer un diálogo a través, como dices, de la poesía. Y si podés, date una vuelta por el siguiente URL (ahí está disponible en .pdf mi libro 'Silencia'):

http://www.conecultachiapas.gob.mx/publicaciones/descargas/Silencia.pdf

Si tenés algún otro comentario sobre mi trabajo, aquí mi dirección electrónica:

balamrodrigo@gmail.com

Un abrazo vivo y bendiciones,

el balam

Luis Alfredo Gastélum dijo...

Hola Balam. Te mando un abrazo desde la otra esquina. Esta selección de poemas tuyos me parece excelente. Tienen la musicalidad de Girondo y la soltura verbal de cualquiera de los poetas del cisne, siendo, claro está, es nuestro tiempo y de tu autoría. Me gustan los recursos como la aliteración y la paronomasia, además de ese sentido de la improvisación estética con el que das un vuelco a la sintaxis. Enhorabuena.

Saludos y hasta luego.

PD.

bosquemadura@gmail.com

En ese correo puedes enviar una muestra de tu poética, se publica trimestralmente. Te lo agradeceremos.

Luis Gastélum

Anónimo dijo...

EN DEFENSA DE UNA NUEVA POÉTICA SIN CONCESIONES

Estimado Balam:

Le confieso que en la lectura de los comentarios vertidos en esta página; –a raíz de la forma/ estilo/ o dirección de sus poemas, me provocaron no sólo cansancio sino una grave urticaria que me pusieron los pelos de punta cuando –sin razón de ser, así lo creo, se iban tirando a golpes con el seudocrítico ese que por poco y hasta pretende a Dios como el escudero de sus propias barbaridades…

Más en tanto, como no quería enredarme a golpes con quien decía uno o decía lo otro (créame, a estas altura ya estaba hasta la médula) decidí ir un poco más rápido (a salto de mata) sobre la columna de comentarios que, por suerte, en su ascendencia, moderaron mi urticaria al zigzaguear entre comentarios más certeros y menos reanimados por la usura o la rabia. Pues, créame, lo único que me libró de no irme a golpes (y quedar noqueado en el primer round) fue mover el mouse en dirección de los poemas suyos y dejar que los comentarios continuaran bailando solos.

Y es que, estimado Balam, sus poemas me parecen de una soltura e intensidad que, en estos tiempos de aluviones y múltiples poetas brotando como hongos en tiempo de lluvia, agradezco enormemente.

Por tanto, sin más poética que la intensidad del poema mismo calando enormemente hasta los huesos, dejo la huella tintineante de este texto que, hallando en sus versos la materia prima para decir que lo suyo se teje con una soltura/ intensidad y arrebato propio del lenguaje, le sabré leer y degustar en alguna otra lectura pronta cada vez más enriquecida por la curiosidad.

Y como hallo que esta poesía que usted escribe es, a la vez inteligente e intensa, escribo esta defensa poética que, si no hay algún otro inconveniente de algún lector postrero llamándonos a la cordura, hágase llamar como quiera: menos chantajista.

Su Estimado: Alfonso Carballo
Tehuantepec, Oaxaca. Feb/ 2009.

Balam Rodrigo dijo...

Estimado Alfonso Carballo:

Agradezco muchísimo sus comentarios y su lectura de mi trabajo. Lamento que el pugilato estéril de mis "dimes y diretes" le haya desviado un poco de lo importante: la poesía.
Espero visitar pronto su tierra, Tehuantepec, o cuando menos, Juchitán e Ixtepec en abril o mayo de este año para presentar mis libros. Ojalá podamos charlar allá a la luz de unas tlayudas o unas garnachas...
Mientras tanto, le dejo aquí tres URL's: en los primeros puede ud escuchar algunos poemas leídos por este su amigo y en el tercero, puede "bajar" mi libro "Silencia" en formato .pdf.

1)
http://www.archivosonoro.org/?id=197

2) http://www.conecultachiapas.gob.mx/tierra_adentro/?Medios

3) http://www.conecultachiapas.gob.mx/publicaciones/?Poes%EDa:Silencia

Un abrazo vivo hasta Tehuantepec. Fraternalmente, el balam (balamrodrigo@gmail.com)

Anónimo dijo...

saludos mi Balam:

Que la poesía continúe ardiendo en sus venas y la geografía fértil de nuestra literatura nos brinde más libros de su pluma...

desde el Istmo Oaxaqueño, su estimado, Alfonso Carballo.

Emiliano Álvarez dijo...

Balam:

Leí hoy Madame la loca completo. Me encantó. Muchas muchas felicidades.

Un saludo

Balam Rodrigo dijo...

Compa Emiliano:

Gracias por tus comentarios. Ojalá que el diálogo iniciado en "Madame la loca" continúe a través de otras páginas o lares de esta ciudad de la furia. Un abrazo vivo.
el balam

Anónimo dijo...

chido balam te vi ayer en papantla

Anónimo dijo...

Hola Balam sólo porque encontré tu peosía y al frescura d etu palabra. Aplaudo tu poesía como beuna lectora de poesía
un abarzo
itzela sosa

Balam Rodrigo dijo...

Vaya también un saludo para vos Itzela. Gracias por tu lectura y por tus líneas. el balam

Anónimo dijo...

Hola Balam, Felicidades, Esas palabras elevan el espiritu.... Me gustaria saber donde puedo conseguir tus libros....y ademas decirte que soy tu paisano, yo tambien nací en Villa Comaltitlan Chiapas, crecí en Pto. Vallarta Jalisco y ahora vivo en Guadalajara Jalisco, aqui mismo estudio biologia y algunas veces escribo...que orgulloso me siento de saber que un paisano mio es tan talentoso como tu... espero podamos ponernos en contacto y platicar, cuando vienes a gdl??? o cuando vas a Villa?? seria chidisimo que promovieras tu libro por alla, a lo mejor visitar la eva samano o la rosario, o ir a la prepa angel albino o el cecyt, tu serias un buen promotor de cultura en el pueblo.... mi correo es vc_leon1@hotmail.com te agregare espero me aceptes...colega y paisano. por cierto para que veas el amor que le tengo al pueblo, vc significa villa comaltitlan...vivi unos tres años por alla y tengo mucha familia....cuidate mucho y espero podamos platicar pronto. Mi nombre es Abraham Meza

Anónimo dijo...

Balam el poeta de los atarantados

Anónimo dijo...

Estimado Balam: acabo de leer tu poemario Icarìas que, como pude ver, causò tantos revuelos a partir de un comentario tan desacertado como superficial y pretencioso, venido de un cobarde anònimo. Quiero comentarte que veo en Icarías una importante aportación literaria, no sólo a la poesía chiapaneca sino a la literatura nacional. Ya era hora de que apareciera una poesìa cuya belleza y disciplina exija un poco más del lector. En esta época de hijos del pentium se suele denostar como gongorismo y barroco a todo aquello que muestre una profunda comprensión del lenguaje, de manera que puedas llevarla a las calles de la colonia roma en el 2003. Creo que también hemos caído en la trampa de creer que la poesía "sencilla" es la verdadera poesía. Yo francamente me siento cansada de las toneladas de poemarios sin lúdica (porque es, supuestamente, falso lirismo), sin juegos (porque es estallido), sin "barroquismos"( porque es cultura y pretenciòn), ¡sin nada! que no hacen màs que exigir que el lector le ponga la poesìa porque no dicen nada y carecen de encanto.
Quiero decirte que me ha encantado Icarías y que te felicito por no caer en el juego de aquellos a los que se les acabaron las palabras, los recursos, las influencias y las ideas.
Ya estamos esperandote en chihuahua con una tamalada en mi casa que es tu casa. Gracias por Icarìas, lo estoy releyendo por tercera vez, es un poemario deleitable y enriquecedor.

Reneè Acosta

Anónimo dijo...

Quisiera saber a que te dedicas soy del soconusco y te felicito por tus logros, no te habia escuchado y estaba checando biografia de poetas ganadores del premio Rodulfo Figueroa mi correo es lunavesol@hotmail.com