18 enero 2007

Hernán Bravo Varela


















mencionado por
León Plascencia Ñol

Menciona a

Julián Herbert
Luis Felipe Fabre
María Rivera
Eduardo Padilla
Inti García Santamaría

Bio-bibliografía

Hernán Bravo Varela (Cd. de México, 1979) ha traducido a diversos poetas en lengua inglesa (William Shakespeare, Emily Dickinson, Gerard Manley Hopkins, Oscar Wilde, e. e. cummings, William Carlos Williams, Charles Bukowski…) y ha publicado dos libros de poemas: Oficios de ciega pertenencia (1999, Premio Nacional de Poesía Joven Elías Nandino; 2ª. edición, 2004) y Comunión (2002). Junto con Ernesto Lumbreras realizó la muestra crítica El manantial latente. Poesía mexicana desde el ahora: (1986-2002) (2002). Fue becario del programa Jóvenes Creadores del FONCA, en el área de poesía (2004-2005) y también lo ha sido de la Fundación para las Letras Mexicanas, en el área de ensayo (2005-2007). Su temprana y sorpresiva incapacidad para escribir poemas lo ha llevado —industriosamente, por cierto— al ensayo literario. Fue letrista de la banda sonora de la película Frida (2002), ganadora del Óscar, y es virtual vocalista de Acetona, una orquesta de jazz. Pretende volver a jugar tenis con frecuencia.

Poética

“Eras la piedra,
aunque me parecías
llamar como una boca:
seguidilla
tu círculo cerrado,
aparición del agua
que te gritaba
esposa.
Sin ser guijarra,
te creí encinta.
A pleno sol,
entre palomas
que salen al campo,
la piedra —tú—
había estado sola,
solamente.
Fácil el día en que el cielo
sea azul
(decirlo, decir algo)
con levantar el vuelo
de la vista.
Quien camina tu ruta
debajo de la nieve
no ve claro;
el silencio que bate
cardinal,
sin centro, todavía.
El alma de lo dicho
no es un pájaro.
Apenas frío, busco
tu dicha, enmudecer.
¿Cómo llegar a ti
sino callando?
Pero si dirigiera
mis pasos a tu inicio
dejándote de hablar,
me mentiría.
Quiero decir ahora,
destemplado,
el bosque al que me invierno.
En la nevada tanta
se hizo noche,
oscura la blancura.
Parvaba alrededor,
de blanco, como nieve.
Adidía.”




Poemas


Veinticuatro

…y esa vela velándote
la demasiada sombra
para verte,
tendida ahí,
en un aparte níveo.
Indecididos,
indeterminados,
no sé si el corazón,
corazonada,
o si exterior bodega,
como suele
pasar al dividir
la noche sobre dos.
Memoria mía,
están por apagarse
los pabilos posibles,
y esa muerte
va de pedir
a despedir
—se nos agotan olas
para romper con eso
que solía
hundirse en una trama—;
de cortar a cortar
por el camino
más largo hacia la sombra
en lo que vuelves
de no volverme a ti;
va de clavarse
a desclavarse,
y esa vela
te aluza muellemente
los ojos del dormir,
y el 24 en puerta,
el cuarto 24,
a las afueras
de cuanto nos fantasma,
no sabe ser un día
después
ni sus contadas horas.*



*José Alfredo Jiménez, “Las ciudades”.




CHILLIDA


A Nicolás Pinkus



Entre que fue
para nosotros tanta
la puerta que se nos
habría de haber
abierto encima, estamos
aquí en medio,
llegados. Ven,
que no se cierra el aire
a sostenerse en pie,
a dar con una casa
donde sobre el espacio
para mover las cosas
del lugar que ocupaba
su vacío;
para quitar los ojos
de la llave
que abría el agua
en dos, los que quedamos
desviviéndonos
por llegar a salir.
Consistiera el quehacer
en no tapar el sol
con la palabra
que tuvo a bien
darnos en sombras
su acero sin forjar,
la voz de su incendiarse.
Ayer,
no movimos un dedo:
el alabastro estaba,
el peine que peinaba,
ese camino
de volver
a tomar el camino.
Ahora
que se le hace de noche
al mundo y a la puerta,
pasa de largo, estate
tú también,
como una aldaba. Pasa.*



*Ante la Puerta de la libertad.




RESACA

A Washington Cucurto


“En cuanto a ti, el desierto.
Suelta la música,
ábrete la carencia,
dolor, la duna franca;
cansado de pensar
lo húmedo y lo seco,
separados;
la playa o la creación
y tu cabeza.
¿No escuchas
las reverberaciones,
la bilis en el blanco
por obra de la luz
o de su espectro
que no alcanzas
porque lo de la abuela
no se toca?
Pues sí, lo que parece
un vómito
común, tu soledumbre,
su nana por la noche
del lavabo
—así de blanca y doble
tu desaparición,
así
de inútilmente puros
cráneo y hemisferios
que a fuerza de pensar
te brillan fuera—,
tan sólo fue
tu propio llamamiento.
En cuanto a ti,
que confundes
escala y escalera,
lo único
posible es el comienzo.”




De Sobrenaturaleza (inédito)




18 comentarios:

Rodrigo Castillo dijo...

Hernán, pues ya estás en las Elecciones¡¡ Gracias por creer en el proyecto. Nos vemos pronto¡¡

Zaidenwerg dijo...

Hernán querido:

Mis renovadas felicitaciones por el extraordinario Sobrenaturaleza.

Abrazo grande, y espero que puedas volver a Argentina pronto.

angel dijo...

De este joven autor tengo publicado en mi blog uno de sus estupendos poemas. Me gusta el de Chillida.

timolin dijo...

sos un grande, hernán

TE ADORO

JQN dijo...

hernan un placer leer tus poemas. anduve ayer leyendo este blog haciendo clic en links a nombres que no conocía. hoy volví y he dado con tus versos. un gustazo. saludos desde argentina

Anónimo dijo...

hola:
La verdad no se como empezar , hace 15 lo vi por domingo 7 y me encanto la forma de relatar su poesia ,me gustaria mucho llegar a ser como usted, me llamo Alejandra y tengo 20 años y me inspira a buscar nuevos horizontes en mi. muchas gracias.
Si por favor me podria contestar este cometario se lo agradeseria infinitamente estoy interesada en usted y en su poesia, mi correo es acf24@hotmail.com
ATTE: ALEJANDRA FUENTES

Anónimo dijo...

yo tbn t vi en domingo7. Me latió un buen.
Dónde puedo encontrar sus libros? El nuevo es sobrenaturaleza, vd?

Ximena

Beatriz Sandoval dijo...

Hernán:

En algún momento intenté escribir poesía. Dejé de creer en mí, ya no lo hago. Pero sé que la siento, y me siento como los versos de tu poema:

A pleno sol,
entre palomas
que salen al campo,
la piedra —tú—
había estado sola,
solamente.

Son luminosos

EinarOux dijo...

Hola Hernán!
No había tenido el placer de leer lo tuyo y hacer lo propio. WOW, lo resumo. Carlos me dijo que te fuiste a vivir fuera de México, en fin, sería bueno tener contacto contigo. Un abrazo... y más letras, por favor.

Alfredo Fressia dijo...

Hernán, te acabo de descubrir en las Afinidades/Méx. Te leo y me parece oírte, esos versos breves y que van construyendo algo tan coheso. O apretado, como el corazón.
Te beso las manos, querido mío.
Alfredo Fressia

Anónimo dijo...

Hernan, un gusto encontrarte por acá.

Me gustó la muestra que ofreces, ya que, (desde mi punto e vista) ofrece la constante mutación del elemento poético.

Dónde has andado carnal?

Me enteré por ahí que irías a Washington, pero no lo supe de cierto.

Me gustaría mostrarte un material poético que he trabajado recientemente, pero al parecer no respondes por este medio.

En fin, te brindo mi absoluto respeto como escritor (leí Oficios de ciega pertenencia)y espero poder contactarte.

Me gustaría solicitar tu opinión respecto mi poesía.

Gracias por tu dinámica en clases y tu ponderación de la escritura.

Atte: Andrés Avelino Herrera Sánchez. (Alumno del claustro wey, por si no me recuerdas).

A Ramos dijo...

Hernán, no sé qué tanto te pasees por aquí pero caray, que buenos poemas, un saludote donde quiera que andes.

Lázaro Aramís de Troyes dijo...

Hernán, qué gusto leerte de nuevo. Hace ya que no sé de ti y sólo quería mandarte un amistoso saludo y un gran abrazo. Hace unos días me dieron noticia de la atinada elección del jurado para el Premio de Poesía Mérida, y quería también darte las gracias por tu apoyo y aquellas tan buenas lecciones en el claustro.
Saludos.

Juan Carlos Cabrera Pons

pepi dijo...

tu poética está centrada en los itsmos (nada periféricos) de lo que hoy todos consideran prácticas de vuelo concretas, y yo pienso lo mismo. tan sólo añado que se codea de una manera muy interesante y sensible con el mechón tarahumara.

un saludo respetuoso, mi querido guillermo bravo varela.

Mark dijo...

Hernán,

Perdí todos tus contactos actuales. Favor de escribirme. Tengo que hablar contigo.
Mark Schafer

A.A.P dijo...

Saludos mi querido Varela. Un abrazo, y por el amor de Dios, nuestro café!! Jejeje.
Saludos!


Albarrán

jadecastel29@yahoo.com.mx dijo...

Hola Hernán, soy Jade. Me gustaría platicar contigo. ¿podrías enviarme un mensaje al correo electrónico?Es jadecastel29@yahoo.com.mx
Gracias. Abrazos.

Anónimo dijo...

Otro de los mafiosos de la poesía en méxico. Y tan poco escritor...de falsas amistades no se construye una obra


Jorge Fernández Campos