18 septiembre 2008

Dora Moro














mencionada por
Esaú Hernández

menciona a
Pedro Serrano
Enrique Carlos
Violeta Rivera
Abril Medina
Alejandro Tarrab
Javier Moro
Esaú Hernández



bio-bibliografía

Dora Moro (Guadalajara, Jalisco, 1969). Autora de los libros La Apuesta ed. Alforja y Por si la Recua ed. La Zonámbula. Sus artículos y poemas han aparecido en revistas, suplementos y antologías nacionales e internacionales. Ha impartido neciamente cursos y talleres desde 1993 en distintas universidades, en la SOGEM y en foros independientes. Viajera obstinada a festivales dentro del país y en el extranjero, perpetrando lecturas y performances para hacer circular la poesía. Actualmente también se ocupa de un proyecto llamado Teoría de la Poesía Fractal. Su hipótesis del suicidio como método seguro de publicación sigue en veremos.



poética

Nombrarse con dos apelativos para comprender la dualidad, la otredad crear personajes o utilizar pronombres varios para universalisarse. Vivir esa otredad dentro de sí mismo, dividirse, realizar un eje simétrico por en medio del rostro, sobre la nariz, a mitad de las costillas; dividir el ombligo en dos partes, partir el monte de Venus o separar los testículos y por consecuencia habrá una izquierda definida y una derecha localizada. Las piernas quedan en el lugar correspondiente, son inteligentes, saben de simetría y de ejes; conocen la valía de ser dos en un mismo cuerpo. La poesía paradójicamente es exilio y conexión.



poemas


prosadiscontínua



1.-
Pablo Neruda es una calle
entre Montreal y Ontario
aquí justo aquí a tres de Américas
una calle que cumple con voces más altas
donde los atropellados en la esquina extienden nidos
::::::::que pudieron ser brazos
hasta que te pongan el semáforo
mientras
te mueres en cada cruce, fielmente acondicionado
::::::::el cuerpo arrastra sus autocadenas y yo tu Járin
te escucho dos tazas de resentimientos
(con mis ojos alumbrados por malos sueños)
te doy consejos que ponen de mostro a cualquiera
posibilidades sintéticas contra atropellos.

aunque todos hayan dejado de abrazarse
la enramada de diálogos se instale en esta calle
el funcionamiento de la conciencia
en un intento de autoridad haga embajada para cortarte
::::::::la horca
yo tu Járin radico aquí
justo aquí que rompe hielo
donde se te inserta la esencia de las órdenes
en la Pablo Neruda que oculta lo heredado
el gen perdido de la demencia
la certeza de la monomanía y escarabajo Kafka
.



2.-

y Pablo Neruda es una calle
esta calle de callarse
la calle del sol domingo con pirules
un sol diferente siempre en domingo
Raúl en domingo
el domingo en silencio
todos te abandonan por sueño
despierto juegas en mutismo para no recibir merecidos
lo más cerca que tienes soy yo
yo tu Járin cuidando mi invisibilidad
por miedo a las voces
al pasillo eterno
al anuncio
al recuerdo genético absorbido de la locura que nadie te dijo
la futura certeza que aterra



3.-

el arte de no decir
el arte de a prender a mamar
el arte de aprender como mamá
como mamá con su arte
con el aprendizaje
si no se dice se olvida
si no se habla no se oye
si no se oye no existe
No
palabra de función vital en esta calle
antes Paseo de las Águilas
que peso el nombre de esta calle
consigna y reto
no decir
niega niega siempre
niega y nadie se acordará después

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La poesía de Dora Moro, me parece original,conmovedora. Una poeta inteligente, apartada de feminismos inútiles.Por favor suban más poemas de ella.

Anónimo dijo...

¿Por qué no había oído hablar de ti hasta ahora? Tu poesía me pareció inusualmente inteligente e inusualmente REAL, una poesía que vale la pena buscar, y de la que vale la pena aprender.
¡Por ahí va la cosa, Moro!

Deslumbrado,
-Ó de Pablo

javier moro dijo...

Me encanta tu poes{ia: es fuerte, desafiante, alejada de lugares comunes. Intentas (y logras) atrapar un dolor intenso, penetrante, desgastante, que esta ahí, oscuro y luminposo a la vez.
Palabras poderosas las tuyas.